Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com

Instagram Feed

Dañino impuesto a servicios digitales

Los que trabajamos en tecnología, deberíamos de estar poniendo atención a ciertas situaciones. ¿Te molesta el impuesto que le pondrán a Netflix? Bueno, es simple entretenimiento y son mil colones. Pero ese proyecto traería otras sorpresas que sí te afectarán mucho.
Este gobierno parece que, con el machete que iba a limpiar el país, mejor decidió golpear a nuestra economía. Quizá con el mango, pero aún así daña. Y es que el problema de este nuevo proyecto es que golpeará al país por lugares mucho más sensibles que en el precio de Netflix. Así que quizá deba de escribirse otro texto que cobre sólo algunos servicios digitales. Uno más inteligente y acorde con la realidad nacional. Porque el actual es un torpe intento de arreglar el desastre que tenemos no tanto de administración, que sí, si no que también de economía. Y generará al país pérdidas de dinero multimillonarias (no exagero), a niveles incalculables. Solís debe dejar de inventar impuestos absurdos, en lugar de reducir urgentemente -con todas las medidas razonables necesarias- este inflado estado y detener el despilfarro de nuestros dineros.
¿Por qué hablo de pérdidas multimillonarias? Pues al dañar nuestra mayor fuente de ingresos: la industria tecnológica (porque hace mucho que la agricultura no lo es, y el turismo menos). Les demostraré que no exagero. En el cuánto Costa Rica debe de apostar por la tecnología. Sucede que Tiquicia es la pequeña potencia tecnológica latinoamericana. Tenemos un ejército de empresas vendiendo millones de dólares desde acá, la mayoría de capital y fundadores principalmente costarricenses. ¿Cuáles? Pues muchas, como SlideBean o Establishment Labs, por mencionar algunas de gran crecimiento. Y miles de pymes en el área digital, con mucho potencial demostrado. Las cuales adquieren muchos servicios y productos por Internet que necesitan para trabajar y producir dinero, del cual sí pagan impuestos, y muchos (como el que metieron a las sociedades anónimas; ese sí fue un machetazo a nuestro progreso futuro). Pero, si les graban los servicios o productos que adquieren en Argentina, India o USA, sus costos de producción se inflarán. Es como si les dieran un machetazo en un brazo. Porque entonces tendrán que aumentar mucho sus precios. Y perderán competitividad internacional. Eso significa que podrían vender menos. Y, obviamente, a la larga pagar menos de impuestos y generar menos empleo. Y crecer menos de lo que lo podrían haber hecho. No alcanzarán, entonces, su multimillonario máximo potencial. Lo que hará que el daño que este gobierno hará a futuro sea exponencial y, entonces, gravísimo e incalculable. Por eso, este impuesto generará al país pérdidas de dinero multimillonarias a largo plazo, a niveles incalculables. Y a nuestro objetivo de innovar.
¿Qué propongo? Ya di una pista. Lo primero, hay demasiado gasto público (si es que ese, y no otro, es el gran problema de fondo). Hay instituciones enteras que no son tan necesarias. Y las pensiones de lujo son malas, sí. Pero son aún más costosos los miles de puestos creados por favores políticos. Hay muchos puestos burocráticos que deben de desaparecer o sustituirse por tecnología. Y perdón que lo diga, pero de verdad la tecnología puede arreglar muchos problemas. Lastimosamente eso implica que muchos funcionarios públicos se tendrán que mover al lado privado. Mejor temprano que tarde. El pueblo no está para pagar miles de funcionarios innecesarios. Es al revés: ellos están para servirnos. Los que se necesiten, no más que esos.
 Ahora, quizá sí debería de haber un impuesto a Netflix. Aunque hay que ver si eso choca con la pared llamada TLC.  Igual con otros servicios digitales que sustituyeron a los tradicionales, como Uber (el país somos todos y debemos de aportar a sus inversiones, de las cuales nos beneficiamos). Pero ese machetazo…digo, proyecto actual generaliza demasiado y debemos de botarlo. Además, podría ser inconstitucional. E insisto, quizá choca contra el TLC con USA (artículo 14.3, que prohíbe a las partes grabar productos digitales que se transfieran vía electrónica), así que este machetazo podría chocar contra una columna de acero. Y el nuevo proyecto debería de ser apegado al TLC.
En conclusión, hay que desarrollar un proyecto más inteligente y acorde con la realidad nacional, cobrar mejor los impuestos que ya existen (Helio Fallas ha luchado por eso, lo cual aplaudo, y aplaudo la factura electrónica) y hacer un gran gran esfuerzo por reducir urgentemente los gastos públicos, algunos de los cuales sí que son machetazos. Y nos tenemos que defender de ellos. Porque, como dijo un amigo: es tan tan fácil meterle la mano en la bolsa a quienes estamos trayendo dinero al país, para llenar una piñata que se reparte sin mesura.
Webmaster Efraín González Bermúdez
Empresario y profesor de desarrollo Web
Presidente de Design Solutions CR
BlessSolutions.com
Comenta con tu usuario de Facebook
No Comments

Deja un comentario